TAOH no YAOI: Jamaica, el país más homófobo del mundo

jueves, 13 de junio de 2013

Jamaica, el país más homófobo del mundo

Muy buenas a todo el mundo ^^ Haru-chan vuelve a la carga de nuevo después de tanto tiempo con una entrada que el solo realizarla me ha conmovido enormemente, ya entenderes por qué.

Veréis, hace algún tiempo mi novio me comentó la situación lamentable que padecían los homosexuales en Jamaica, algo que era totalmente desconocido para mí y puede ser que para much@s de nuestr@s fans, por ese motivo realizo esta entrada para informar a aquellos que no lo sepan.

Hoy en día la homosexualidad es un hecho; está presente de una manera u otra en nuestra sociedad, al menos es como lo vemos  en los países “desarrollados”. La homosexualidad es cada vez más aceptada e incluso se han conseguido  derechos como el matrimonio, pero debemos tener presente que esta situación no es equivalente en todas las partes del mundo.


El caso que nos ocupa, como ya he dicho, es Jamaica, que, a pesar de su apariencia pacífica, es considerado el país más homófobo del mundo.
Pero qué lleva a esta afirmación tan rotunda y sorprendente?
Explicaré punto por punto la razón de esta sentencia empezando por la ley jamaicana.
A pesar de que no existe ninguna ley que condene la homosexualidad directamente desde 1864, cuando Jamaica aún era una colonia británica, sigue vigente una ley que condena la sodomía con 10 años de cárcel y cualquier otro contacto carnal homosexual entre dos hombres (ya sea público o privado) con 2 años de cárcel.
Increíble pero cierto. Aunque aún no acaba aquí la discriminación contra los homosexuales.
El anterior Primer Ministro, Bruce Golding, llegó a declarar: “no voy a permitir un solo gay en mi gabinete (…) además los odio y se merecen morir”
Las instituciones públicas los marginan y les eliminan derechos mientras que los policías incluso ejercen la violencia contra las parejas homosexuales, golpeándolos brutalmente. Cabe destacar que esta no es una práctica exclusiva de la policía; la sociedad entera los estigmatiza y los discriminan.
Muchos testimonios de víctimas narran los ataques tanto físicos como psicológicos que sufren. La mayoría no se atreven a dar sus nombres ni ninguna pista que pueda implicarlos, y no es de extrañar que esto sea así, pues incluso se han llegado a producir asesinatos de miembros de la comunidad gay jamaicana que participaban en el J-Flag (Jamaica Forum for Lesbians, All-sexuals and Gays), aunque muchos de estos no son reconocidos ni investigados como es debido por la policía.
Ante esta situación no es de extrañar que aquellos que no desean llevar toda su vida oculta su orientación homosexual se trasladen a Gran Bretaña, algo irónico, pues la ley de la que he hablado al principio fue impuesta por este mismo país, pero bueno,  hoy en día la situación inglesa ha cambiado mucho con respecto a los homosexuales (y si no lo creéis, paseaos una noche por el SOHO (el barrio gay de Londres) y ya me contáis XD).
Llegados a este punto, creo que todos hemos llegado a la conclusión de que tanto el gobierno de Jamaica como la mayoría de sus habitantes repudian a los homosexuales, pero cabe preguntarse qué ayuda a potenciar todo ese odio y es en este punto en el que se ha de hablar del Dancehall.
No sé si sabréis a que género de música me refiero, lo cierto es que yo no lo conocía si quiera antes de empezar a investigar sobre la homosexualidad en Jamaica, pero para que tengamos todos unas nociones básicas diré que es un género autóctono, formado por grupos y cantantes de las barrios populares, muy influyente en la vida y la moda de Jamaica.
Muchos grupos de Dancehall dedican canciones enteras a condenar la homosexualidad y potenciar todo tipo de violencia contra la comunidad gay.
Algunos artistas son  Buju Banton , Bounty Killer y algunos rastafaris Bobo Shanti como Sizzla y Capleton, y no pondré ninguna de sus canciones homofóbicas por respeto. Si tenéis estómago para escucharlas os invito a ello para comprobar de lo que estoy hablando. Solo advierto que yo escuché una y me dieron ganas de tirar el ordenador por la ventana para que nadie pudiera ver que había visto tal aberración.
Naturalmente, hay desde hace ya bastante tiempo una campaña contra estos músicos denominada Stop Muder Music, gestionada por OutRage!, Black Gay Men's Advisory Group y J-Flag.
Consiguieron que muchos artistas firmaran el Reggae Compassionate Act publicado en 2005, por el que se comprometían a no incluir ningún material en sus canciones que pudiera herir la sensibidad de cualquier persona o herirla, fuera de la religión o de la orientación sexual que fuera.
Sin embargo, hoy en día el problema está lejos de ser erradicado, aunque algunas fuentes digan lo contrario.
Esto nos demuestra de nuevo que aún queda un largo camino por recorrer en este mundo con lo que respecta a la igualdad de derechos y a la tolerancia, por lo que invito a tod@s a que intentéis cambiar aunque en la medida de lo posible su mundo, concienciando a vuestros amigos o cualquier cosa parecida para hacer de este mundo un sitio mejor.
Muchas gracias por leer y perdonad si hoy me he extendido demasiado o me he puesto muy poética al final, es solo que me he emocionado XDD
Nos vemos en la próxima entrada y recordad...

2 comentarios:

  1. ... vaya, que tipo de personas hay en este mundo

    ResponderEliminar
  2. Es una triste realidad que debemos esperar que cambie u.u

    ResponderEliminar

Intenta ser respetuoso al compartir tus ideas ^__^ Muchas gracias.